Posmodernismo y Modernismo

Modernismo

María Leone

Conocemos por “Modernismo” al movimiento cultural, que como pocos se desarrolló a nivel mundial a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. En Europa se lo llama indistintamente Art Nouveau, Modern Style, Judendstil, Sezessionstyl, Floreale. Cualquiera de estas referencias, nos remiten a un movimiento vanguardista, renovador, que rompió con todos los estilos dominantes en esa época, buscando un Arte novedoso por la exaltación de la libertad e inspirado en la naturaleza. Fuera de la literatura, no se innovó solo en las artes mayores, pintura, escultura y arquitectura, sino también en las menores, diseño, joyería, mobiliario, entre otras. Los artistas modernos, fueron artistas integrales. En arquitectura, el modernismo es un Arte caro, propio de las clases altas. Como movimiento nace en Bélgica, con ondulación en fachadas y tejados, usando materiales como el hierro forjado con motivos de vegetación, cuidando los diseños de decoración armonizando el estilo exterior con el mobiliario interno. El Art Noveau exalta el uso de las líneas curvas y asimétricas. El movimiento, tuvo en Cataluña (España) una de sus más proliferas expresiones, de la mano del Arquitecto Antonio Gaudí quien volcó su expansiva creatividad en obras que se han convertido en íconos, como el Templo de la Sagrada Familia, Casa Mila (La Pedrera), Casa Calvet, el Palacio Güell, entre muchos. En América del Sur, el modernismo arquitectónico no tuvo gran auge, dado al excesivo costo de sus construcciones y al gusto ultraconservador de las clases más pudientes. Sin embargo, en Buenos Aires, se levantaron cuantiosos edificios con este estilo, entre ellos, el viejo Hospital Español, el Otto Wulff, la Casa de los Lirios, la Galería General Güemes y tantos de los que bordean la Avenida de Mayo. En las imágenes, las actitudes son esbeltas, delicadas, las mujeres con cabellos ondeados y vestimenta con drapeado, llenas de sensualidad a veces cercanas al erotismo. ¿Qué fue de las letras y el modernismo? En literatura fue una renovación que se dio en simultáneo en Europa e Hispanoamérica. Aquí fue impulsado por Rubén Darío, poeta nicaragüense, quien establecido alternativamente en España, Francia, Chile y Argentina, en sus continuos viajes fue promoviendo su obra, de ideas, sensibilidades y formas modernistas, en ambos continentes. En américa Latina, Amado Nervo, Enrique Larreta, Leopoldo Lugones, José María Vargas Vilas, entre otros, fueron influenciados por Darío. Todos, a través de sus trabajos como diplomáticos o corresponsales periodísticos, lograron integrarse culturalmente a Juan Ramón Giménez, Manuel Machado, Eduardo Marquina y demás autores modernistas de España. Este movimiento hispano-americano, tuvo su apogeo entre 1888 y 1910. Esta escuela buscó romper con lo material a través de un Arte de refinamiento estético del lenguaje en contraposición al descuido por las formas del Romanticismo y la vulgaridad del Realismo. Toman una actitud abierta hacia lo novedoso, consideran al poeta como un ser que está por arriba de la realidad cotidiana. Usando un tono aristocrático, se vuelve a los temas caballerescos de la Edad Media, a las cortes de los Luises en Francia y a los estados prehispánicos en América, así como los mitológicos, exóticos y pintorescos; ninfas, faunos y princesas se mueven en un mundo tan exquisito como inexistente. Priorizan lo irreal frente a lo cotidiano de la vida. Buscan, con luz y color describir la profundidad de los sentimientos, con lenguaje retórico, a veces artificial, pero siempre presentado como bello y estéticamente delicado. Le dan flexibilidad a la Poesía, eligiendo la libertad tanto en los versos como en las estrofas. Usan palabras con sonidos musicales, dejando de lado las vulgares. Los poetas recrearon su propio mundo interior en donde lo bello y lo armónico los aislaba de una realidad dura y difícil. Todo este preciosismo literario, tuvo sus detractores, dispuestos a terminar con él. No debieron de esforzarse en demasía, la llegada de la Segunda Guerra Mundial, se ocupó también de ello.

de que se trata el postmodernismo

Marta Rosa Mutti

Recapitulando…
El modernismo, Fenómeno importantísimo comienza a fines del XIX desde la arquitectura. Ahora bien, la modernidad, tiene muchos más años dado que se genera en el Modelo de la Ilustración de esencia universal y que incluía a todos los hombres con una idea de progreso continuo, en el que la razón era el único camino posible. El gran tema de la ilustración era atrévete a saber, atrévete a pensar.

Pues bien, lo citado dio lugar a un incuestionable progreso científico, tecnológico, económico, político y social que generó la idea de una liberación de la humanidad, desde los soportes industriosociales – aunque siempre postergada a un futuro más o menos indeterminado – porque entre sus pliegos anidaba el expansionismo que por entonces practicaba la Europa occidental – y en el siguiente siglo, los Estados Unidos de América del Norte –, mediante la consagración inapelable del proceso de globalización hoy, en marcha. Y el siglo XX salpicado por guerras sucesivas en las que la liberación social del hombre es enmarcada por degradación e indigencia, da como síntesis un estado de crisis y desencanto del Modelo, que es lo que se da a conocer como el post – modernismo. Que se distingue de las corrientes de pensamiento y acción anteriores porque se desprende de los grandes relatos y reconoce un estado sin vuelta atrás de ese“estado generalizado de crisis”. Efecto directo del fracaso del ideal de vida para el hombre postulado por el modernismo. Se puede decir que a consecuencia del agotamiento de la razón, se renuncia a los sistemas, la norma y las ideologías (conjunto de ideas fundamentales que caracterizan el pensamiento y accionar de una sociedad, época, etc.).
El hombre post moderno, cree no poder mejorar la sociedad por lo que relativiza el futuro y vive lo que le ofrece el presente. Hay diversidad de valores, cada uno acorde a la propia visión y a su relación con medio en el que actúa.
Basta una comparativa de valores entre estos tiempos y los pasados. En general la postmodernidad que invade todos los ámbitos de la vida de las nuevas sociedades, significa la ruptura con todo aquello que se había establecido como la forma universal, como los modelos o patrones generales en todos los campos a los que las sociedades se habrían de ajustar, en ese sentido significa el fin del sujeto, el fin de la historia única como interpretación de los hechos. Predomina la diferencia de tomar las cosas por sus particularidades, por sus características y diferencias.
No hay fronteras, la comunicación a través de internet instala al hombre en el adentro de todas las culturas, historias y realidades, como así también de aquellas; producto de la transformación de la mente de los individuos. Modo en que se muestra todo lo que se es, lo que no se es, lo que se podría ser. Circunstancia ésta, que otorga una razón plural al pensamiento; el que no puede tener una verdad única dado que posee varios modos de ver y comprender el mundo.
Todo vale. No existe un Modelo de valores universales. Aparecen los que cada quien crea para sí, siendo como ya lo expresamos, el vacío de ideologías, una de las señales más llamativas de la postmodernidad.

A Modo referencial repasemos este cuadro de Valores Modernos y Postmodernos:

Valores Postmodernos

En literatura: El posmodernismo implica desfragmentación, la mirada múltiple sobre una misma situación.
Se disuelven los narradores únicos para dar paso a voces y perspectivas múltiples. Desaparece la responsabilidad del autor. El Sujeto que lee, es quien toma compromiso. Los acontecimientos se narran en forma especular / transformados por la mente del lector. Él es quien reconstruye las causas desde la reflexión sobre la construcción literaria. Por otro lado el autor deviene parte de la ficción, y desde dentro de ella, cuestiona y dialoga el proceso del texto (meta ficción). El posmodernismo pluraliza la historia a través de la decostrucción de la misma. Desmantela, examina, desarma engarces y lo hace con cualquier postura. Irónica, real, fantástica, cruel o de un humor corrosivo. Promueve la duda, cuestiona el lenguaje y el hecho. Propicia el cambio y la inter -relación (intertextualidad) permanentes.
La idea de intertextualidad es el punto clave del postmodernismo y conlleva una implicación forzosa. Ningún sujeto puede producir un texto independiente, es decir en el que no se registren vínculos con otras obras. No existen textos que surjan puros de la mente del escritor. Sino que se generan desde una necesaria y obligada vinculación con otros trabajos. El autor, pues, es un cruce, una intersección discursiva, un “diálogo”. Como lo afirma Kristeva, “absorción” y “transformación” pasan a ser los dos momentos de la secuencia de producción textual mostrando así el juego intertextual.

postmodernismo

Creo que aquí cabe citar la propuesta del libro rizoma de Deleuze (1) y Guattari (2).
El libro rizoma, constituido por mesetas o fragmentos, autónomas, comunicadas por “microfisuras”. Cada meseta / fragmento, puede leerse por cualquier sitio y ponerse en relación con cualquier otro. Un libro así, según Deleuze y Guattari, “se niega al logos, a la trascendencia de la idea, a la interioridad del concepto, al tribunal de la razón, a los funcionarios del pensamiento, al sujeto legislador”.
En la literatura estas condiciones postmodernas se demuestran con sobre-intromisión del autor, la presencia del narrador como actor dentro de la ficción. La ruptura espacial y temporal del texto, la auto-reflexión plasmada en la inclusión de la crítica y cuestionamiento sobre lo que plantea la trama. La contradicción, la interrupción, el exceso, la alteridad, la permutación, la sustracción selectiva y evidente de otros textos. Los diálogos paradójicos, la combinación de artes y de géneros, entre otros recursos que garantizan la simulación y la parodia. El discurso se cuenta desde la periferia, se pone al descubierto al sujeto del borde, se conjugan sueños lujuriosos, lo macabro y lo oscuro dejando ver las angustias existenciales. Historias fragmentadas que terminan en tragedia, discursos híbridos y transfronterizos que se entrecruzan con la crónica y levantan escenarios cinematográficos.

Bibliografía
Genette, G. (1989) Palimpsestos, Madrid, Ed. Taurus
Lyotard, F. (1986) La Postmodernidad (explicada para niños). Madrid: Gedisa.
Vattimo, G. (1986); El Fin de la modernidad. Gedisa, Barcelona. España

(1) Gilles Deleuze, (Francia, 1925-1995)Filósofo francés inscrito en el movimiento estructuralista y en las llamadas filosofías de la muerte del sujeto, aunque su pensamiento, creador e iconoclasta, fue inclasificable.
(2) Félix Guattari, (1930 -1992), fue un psicoanalista y filósofo francés. Trabajó en la clínica de La Borde, centro destacado de la psicoterapia institucional. Siguió largo tiempo el seminario de Jacques Lacan, que fue su psicoanalista. Tomó distancias respecto al «lacanismo» a partir de su colaboración con Gilles Deleuze . Fue el inventor del término «desterritorialización».

Origen: Avatares Letras